6 consejos para desconectar del trabajo (y de la búsqueda de empleo)

By | 14/08/2018

Nos encontramos en el mes clave de vacaciones para la mayor parte de los trabajadores y empresarios. No obstante, la mayoría de ellos no consigue desconectar del trabajo durante sus vacaciones. A pesar de que no te encuentres en activo actualmente, la búsqueda de empleo es un trabajo en sí mismo. Así que date el placer de coger unos días libres para desconectar. ¿Te apuntas?

Aprender a desconectar del trabajo

Primero de todo, ¡enhorabuena! Tienes ante ti unos días para pasar en familia y amigos, y hacer todas esas actividades que has ido aplazando.

No obstante, ¿no puedes dejar de pensar en un posible empleo, tu situación económica o tu futuro laboral? La psicóloga Yolanda Cuevas señala que “hay que aprender a desconectar, hoy en día tanta facilidad de conexión nos dificulta evadirnos del mundo laboral, pero sin esa necesaria desconexión no conseguiremos descansar y no recargaremos energía”.

Así que queremos darte 6 consejos para que consigas desconectar totalmente de tu trabajo o de tu búsqueda de empleo. Disfruta de este período del año y retoma tu proyecto a la vuelta ¡con las pilas totalmente cargadas!

1. Deja todas tus tareas cerradas

Para poder desconectar del trabajo eficazmente, deja todas tus tareas cerradas y bien atadas. Además, avisa a tus compañeros o a tu substituto donde están todos los archivos. También puedes pensar en los imprevistos que suelen surgir y adelantarte a ellos.

Además, si desconectas tu móvil del trabajo, será más fácil desconectar de tu rutina. Aunque dependiendo de la responsabilidad que tengas en tu trabajo, puede suponerte un gran problema. Recuerda que nadie es indispensable y tú, como cualquier otro trabajador, te mereces unas vacaciones.

2. ¿Y si estoy buscando trabajo?

Si actualmente te encuentras en búsqueda de empleo, intenta dejar todas tus candidaturas cerradas. Sabemos que es difícil, ya que en parte no dependen de ti, pero intenta adelantar todas las entrevistas posibles. Así evitarás estar pendiente continuamente del móvil en tu periodo de desconexión.

Aun así, por supuesto, prioriza la lógica. Te recomendamos consultar tu correo únicamente una vez al día. De esta forma, no dejarás escapar ninguna oportunidad que te surja.

desconectar del trabajo

3. Haz deporte

No hay mejor forma de desconectar que el deporte. Practica ejercicio a diario, te ayudará a olvidarte de tu rutina y a ordenar tus ideas. Dependiendo de tu estado físico, puedes practicar running o spinning, o escoger otras actividades más relajadas como yoga o pilates. Tú decides. Además de mejorar tu salud, aumentará tu autoestima, vitalidad y energía positiva.

Eso sí, date también el capricho de estar en casa tranquilo si es lo que te apetece. La cuestión es aprovechar las vacaciones para hacer lo que realmente te guste.

4. Disfruta de la compañía

Éste es un período para divertirse con los amigos, pareja o familia. Comparte tus momentos con ellos, sin prisas. Recuerda no ser tan riguroso como en el trabajo: es momento de disfrutar y tomarse las cosas con calma y despreocupación. Aplicar el sentido del humor en todo momento te permitirá conseguir unas vacaciones inmejorables.

Recuerda desconectar tu móvil y concentrarte en tus relaciones sociales. Puede que tengas pocas ocasiones de ver a cierta familia o ciertos amigos durante el resto del año. No querrás desaprovecharlo, ¿verdad?

5. Haz lo que te pida el cuerpo

Si bien es positivo compartir el tiempo, no te olvides de ti mismo. Puedes leer un libro que te apetezca, pasea por tus lugares favoritos, escribe un blog o date un masaje. Tú decides. La única norma que te recomendamos que cumplas es: no mires el reloj.

Aprovecha también el buen tiempo y los beneficios que el sol aporta a tu mente y a tu cuerpo. Haz una escapada a playa, una excursión en la montaña, haz un viaje… ¿a dónde te apetece ir?

6. Aplica la desconexión los 365 días del año

¿Quién dijo que la desconexión sólo se puede hacer en vacaciones? Encuentra pequeños placeres en tu día a día. Actividades que consigan abstraerte de tu trabajo o de tu búsqueda de empleo y desconectar unos minutos al día.

Puedes practicar mindfulness, ir al gimnasio, llamar a un amigo, disfrutar de tu hobby… Verás que desconectar del trabajo (y de la búsqueda de empleo) es más fácil de lo que parece.

¿Aún no has pedido vacaciones? Te mostramos las 7 preguntas que te plantearás.

Leer más:

Share this...
Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *