4 prácticas que mejorarán tu seguridad en el trabajo

By | 24/04/2018

La seguridad laboral es un tema que, en general, no se le da la atención ni la importancia que realmente tiene. Trabajar de forma segura es un derecho que tienen todos los trabajadores y no depende únicamente de tu empresa, depende también de ti.

En Turijobs repasamos las 4 principales prácticas que puedes (y deberías) implementar desde el minuto 1 en tu trabajo. ¡Pon atención!

1. Mantén tu espacio (y tu alrededor) en orden

Ordena tu espacio. Lejos de parecer una tontería, es imprescindible limpiar periódicamente tu mesa de objetos que puedan acumularse y ocasionar golpes o caídas. Coloca cada material en su lugar, guarda aquello que no necesites actualmente, y tira lo que sepas que no vas a necesitar. Ten en cuenta también tu alrededor, y mantén los espacios que puedan resultar peligrosos despejados, como las salidas de emergencia.

2. Usa tu material de trabajo con precaución

Sea cuál sea el material que utilizes para trabajar (ordenador, utensilios de un restaurante, equipos de transporte…) hay elementos de protección y seguridad a tener en cuenta. En el caso de una oficina, deberás mantener una distancia prudente entre la pantalla y tú para no dañar tu visión, o en el caso de tratar con productos alimentarios, utilizar los guantes adaptados para manipularlos. En todo caso, tu empresa deberá informarte sobre los consejos específicos de tu profesión y equiparte adecuadamente.

3. Mantén una postura correcta

Es importante mantener una buena postura, ya sea sentado, de pie o cargando peso. De ser así, hazlo con los pies separados, flexiona las rodillas y eleva los objetos realizando la fuerza con las piernas, nunca con la espalda. Si estás sentado, utiliza una silla cómoda y siéntate con los hombros alineados con las caderas. Si por el contrario, tienes que estar de pie, cambia tu postura constantemente y descansa periódicamente.

4. Respeta los descansos

Aunque tu trabajo no requiera estar de pie durante 8h, debes tomar descansos regulares en tu día a día, ya que estar sentado durante muchas horas también puede pasarte factura. Dedica 5 minutos cada dos horas para sentarte o levantarte, descansar la vista o dar un pequeño paseo por la oficina. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Por último, repasa el plan de Prevención de Riesgos Laborales que tu empresa debe que tener. Allí encontrarás las recomendaciones adaptadas a las características específicas de tu oficina.

No olvides informar a tus superiores sobre cualquier peligro de seguridad que creas que tienes en tu puesto de trabajo, pues ellos deben garantizarte a ti y a tus compañeros un lugar seguro para trabajar. ¡No lo descuides!

Leer más:

Share this...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *