Guía: cómo vestir para una entrevista de trabajo según lo que desees comunicar

By | 07/06/2018

Una completa guía, para hombres y mujeres, con consejos sobre cómo ir vestido a una entrevista de trabajo según lo que desees comunicar

Cada vez son más los especialistas en recursos humanos que aconsejan emplear tanto tiempo en preparar tu aspecto para una entrevista de trabajo como en tu currículum.

Los números respaldan este consejo: el 41% de los empresarios reconoce que aquellos que visten de una manera profesional tienen más opciones de ser ascendidos en su empresa y se ha descubierto que puedes ganar un 5% más al año simplemente mejorando tu vestuario.

Lo cierto es que la ropa a través de la que elegimos expresarnos tiene una innegable carga semiótica que, en un contexto como una entrevista laboral, cobra aún más importancia.

¿Pero qué mensaje –quizás inadvertido- estamos emitiendo con nuestro vestuario? ¿Cómo podemos utilizar ese simbolismo a nuestro favor?

 

¿Cómo ir vestido a una entrevista de trabajo para comunicar que realmente estás interesado?

Es un error muy común creer que existe un atuendo universal para ser entrevistado, cuando la realidad es que un traje en una entrevista de trabajo informal jugará absolutamente en tu contra. Piensa en lo siguiente:

Nada expresa mayor interés en el puesto que hacer los deberes y presentarte en una entrevista laboral con un atuendo en armonía con la cultura corporativa de la empresa. Para ello deberás investigar la etiqueta de la compañía a la hora de vestir, siendo las redes sociales una fuente impagable de esas valiosas fotos entre bastidores que pueden ofrecerte mucha información.

Los estudios muestran que mayor parte de la rotación de personal se debe a que estos trabajadores no encajan en la cultura corporativa de la empresa más que una falta de habilidades o experiencia. Asegúrate de que estás comunicando que estás listo para ser “uno de los suyos”.

¿Cómo ir vestido a una entrevista de trabajo para demostrar que eres responsable?

Aquellos que visten de una manera más formal, sugieren los estudios, son percibidos como más disciplinados y de confianza. Además, consiguen acuerdos más lucrativos durante sus negociaciones.

Y allí no acaban las sorpresas. Una investigación demostró que tenemos 3.5 veces más probabilidades de seguir a un hombre que cruza con un semáforo en rojo cuando éste va ataviado con un traje.

En caso de duda, y a no ser que tu investigación previa identifique una cultura corporativa muy relajada, opta siempre por una indumentaria un grado más formal de la que llevarías en tu día a día profesional.

¿Cómo ir vestido a una entrevista de trabajo para manifestar atención por los detalles?

Asegúrate de que tu ropa está limpia y perfectamente planchada. Una vestimenta con manchas o demasiado arrugada echaría por tierra tu percepción de profesional que se preocupa por los detalles.

No olvides también seleccionar aquellas piezas de vestir a tu medida. Una prenda que no se ajusta bien puede hacerte parecer descuidado y conseguirá que te sientas incómodo durante la entrevista.

Porque hay muy poco margen para la expresión personal en una situación de tanta formalidad, son los detalles los que estarán mandando un claro mensaje sobre tu actitud. Otros aspectos que deberás inspeccionar son:

  • La higiene personal. Pelo y uñas, entre otros, deberían estar bajo control
  • El perfume ha de mantenerse bajo mínimos para no abrumar al entrevistador
  • Lo mismo con los accesorios, jamás deberán desviar la atención de nuestras capacidades

¿Cómo ir vestido a una entrevista de trabajo para exponer que no temes arriesgar?

Los expertos recomiendan recurrir a un estilo minimalista que quede en un segundo plano y ponga el énfasis en nuestras capacidades profesionales. Sin embargo, inyectar en nuestro look ciertos rasgos de individualidad puede catapultarnos hacia el éxito.

Los participantes en un estudio interpretaron que el hombre que llevaba una pajarita roja tenía una posición más elevada, tanto en estatus como en competencias, que el que simplemente llevaba una corbata negra. Lo que llevó a los investigadores a concluir que desviarse ligeramente de las convenciones sociales sugiere una posición de control suficiente como para asumir el “coste social” que conlleva.

Pero vigila los excesos. Un simple detalle que rompa con la monotonía del atuendo o un pequeño accesorio diferenciador son suficientes para establecer tu individualidad sin parecer estridente.

¿Cómo ir vestido a una entrevista de trabajo para emanar autoridad vs cordialidad?

¿Deseas comunicar seguridad, inteligencia y autoridad? Opta por los tonos más oscuros. ¿El puesto de trabajo comporta un servicio al público y lo que quieres trasmitir es cercanía y cordialidad? En ese caso deberás emplear los tonos más claros.

Un color especialmente a evitar es el rojo. El rojo implica poder en la mayoría de casos y puede resultar agresivo o contradictorio en una situación en la que la batuta la lleva el entrevistador.

En caso de duda, el color infalible es el azul. Los conceptos con los que se asocia pueden resultar verdaderamente favorecedores en una entrevista de trabajo:

  • Conocimiento
  • Integridad
  • Serenidad
  • Creatividad

comunicacion-no-verbal

Hombres: cómo ir vestido a una entrevista de trabajo

En el caso de los hombres existen ciertas peculiaridades que se han de tener en cuenta a la hora de elegir una imagen para una entrevista de trabajo:

  • Opta por camisas en tonos neutros. Puedes acentuar tu individualidad y añadir algo de contraste con una americana que contenga algo de textura o incluso una corbata en tonos vivos
  • Reduce tus accesorios al mínimo. Una alianza (si procede) y el reloj deberían ser los únicos accesorios que presentes
  • Los zapatos deberán estar tan pulidos como tu currículum y ser de un solo tono, preferiblemente neutral. Los tipo Oxford son adecuados para diferentes grados de formalidad
  • En el caso de llevar barba o bigote es aconsejable darle un buen repaso antes de la entrevista. Una barba demasiado larga o descuidada puede dar la sensación de que no prestas atención a los detalles
  • El pelo deberá ser presentado de la forma más nítida posible, ya sea corto o largo, y deberás mantenerlo a raya para presentar una cara despejada. Una entrevista de trabajo no es el momento ideal en el que experimentar con un nuevo corte de pelo, pudiéndote hacer sentir verdaderamente inseguro si el resultado no es el que esperabas
  • A no ser que el “dress code” de la empresa sea deliberadamente informal, intenta evitar los vaqueros. Opta en su lugar por pantalones de “semi vestir” en el caso de ser una entrevista business casual o por directamente el traje si se trata de una entrevista muy formal
  • ¿Tienes dificultades para identificar qué prendas elegir? En este explicativo vídeo el experto en recursos humanos de la industria de la moda Marat Chavtarayev ofrece ejemplos de los tres principales looks para una entrevista de trabajo: traje, business casual e informal

Mujeres: cómo ir vestida a una entrevista de trabajo

Las mujeres, por su parte, suelen contar con más elementos visuales en su atuendo. Estos son algunos de los que deberán mantener bajo escrutinio:

  • ¿Llevarás falda o vestido? En ese caso opta siempre por llevar medias. En el caso de que la entrevista se celebre en un mes caluroso, selecciona unas medias de verano cuyo color se aproxime a la tonalidad de tu piel. Lleva siempre unas medias de recambio en el bolso como medida de precaución
  • Evita los tacones muy altos, podría dotar a tu imagen de cierta dureza. Un zapato cerrado con un tacón bajo es siempre una opción segura
  • Si deseas llevar las uñas pintadas, inclínate por los tonos de manicura más neutros
  • Deja en el armario aquellos elementos estilísticos que puedan desviar la atención de tus aptitudes profesionales: faldas cortas, estampados llamativos, escotes pronunciados, encajes… La idea es que el foco se encuentre en tus habilidades y no en tus prendas
  • Preséntate con un peinado que mantenga tu cara despejada. Es recomendable que evites moños, trenzas y accesorios para el pelo
  • La norma es clara: si dudas sobre si esa prenda es apropiada para una entrevista de trabajo o no, no la lleves
  • El maquillaje puede ayudarte a proyectar una imagen profesional. Para ello selecciona los tonos nude y evita aquellos maquillajes más recargados y llamativos. Se trata de que te sientas cómoda en tu propia piel para ser capaz de defender tu talento. Por lo que, si no acostumbras a maquillarte, es recomendable que el día de la entrevista no lo hagas o lo reduzcas a la mínima expresión

Para seguir aprendiendo sobre cómo causar un buen impacto en una entrevista laboral, revisa nuestro post con las 10 maneras en las que jamás se te habría ocurrido preparar una entrevista de trabajo.

Share this...
Share on Facebook5Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *