Cómo preparar una entrevista de trabajo: antes, durante y después

By | 07/06/2018

Parece ser que lo conseguiste. Creaste un buen currículum que llamó la atención de la empresa en la que quieres trabajar y ahora te quieren conocer mejor para estar seguros que eres el mejor candidato para el puesto. Si estás a punto de realizar tu primera entrevista, es normal que estés nervioso y sientas cierta inquietud en cómo afrontar una entrevista de trabajo; y si no es la primera vez que pasas por esta situación, seguro que por experiencias pasadas sabes que siempre hay algo que se puede mejorar.

Para que sepas cómo superar una entrevista de trabajo con éxito vamos a dividir todo el proceso en tres fases (antes, durante y después) y te vamos a ofrecer consejos prácticos para que conozcas qué decir en una entrevista de trabajo, cómo vestirte, qué tienes que llevar o qué deberías hacer después de la entrevista para aumentar tus posibilidades de ser contratado.

Aunque toda la información te puede servir para cualquier entrevista de trabajo, ten en cuenta que posiblemente tendrás que adaptar tu preparación según el tipo de entrevista que vayas a tener:

  • Entrevista presencial: son las entrevistas más comunes aunque con la introducción de las nuevas tecnologías e internet en la actualidad también se están popularizando otras entrevistas de trabajo. Cuida mucho tu imagen según lo que se espere de ti en el puesto laboral y no te olvides de llevar ciertos materiales que explicaremos más adelante. Puede que te entreviste uno o varios entrevistadores y que la tengas que hacer junto a otros candidatos a la vez, pero esto deberían comunicártelo con antelación. Lo normal es que dure entre 15 y 30 minutos.
  • Entrevista por videoconferencia: si estás optando por un puesto remoto o quieres trabajar en otro país o región diferente a tu domicilio habitual, es probable que te ofrezcan esta opción. Es muy conveniente para ambas partes por el ahorro económico que supone y además se puede concretar una cita con relativa facilidad aunque el candidato y el entrevistador se encuentren en diferentes zonas horarias. Su gran inconveniente es que el lenguaje corporal pierde todo su protagonismo y el éxito o el fracaso de la entrevista se medirá según cómo respondas a las preguntas. Cuida tu imagen corporal y también lo que se ve detrás de ti en la cámara para evitar una situación incómoda. Aprende a enamorar a tu reclutador por Skype.
  • Entrevista por teléfono: en la actualidad son muy raras, aunque es posible que tengas que hacer una pequeña y rápida entrevista por teléfono únicamente para confirmar que eres un candidato adecuado.

Veamos ahora cómo preparar una entrevista de trabajo y qué puedes hacer antes, durante y después para tener éxito.

Antes de la entrevista de trabajo: Cómo prepararse antes del gran día

La preparación previa es una de las claves para conseguir ese puesto de trabajo que tanto te interesa. Por lo tanto, presta atención a lo siguiente:

  • Investiga a la empresa. Recopila tanta información como te sea posible sobre la compañía en la que quieres trabajar. Puedes preguntar a amigos o conocidos, o usar la gran fuente de información moderna: internet. Asegúrate que la filosofía de la empresa se ajusta a lo que quieres, si tienes posibilidad de crecimiento, el horario laboral, si se puede trabajar de forma remota, si es una franquicia, si tiene sucursales en otras ciudades o países, cuáles son los servicios o productos que ofrece, cuál es su tipo de mercado, cuál es el sueldo, cuántos trabajadores hay, si colabora con otras empresas, si tendrás que realizar desplazamientos frecuentes, si exige una etiqueta de vestuario, etc.
  • Échale un vistazo a las redes sociales. Las redes sociales pueden decir mucho de una compañía. Fíjate en qué plataformas está presente, qué tipo de publicaciones hace y cómo responde a los usuarios.
  • Utiliza los servicios y/o productos de la compañía. Para que tengas un mejor conocimiento de lo que ofrece la empresa, utiliza sus servicios y o productos.
  • Analiza tu puesto de trabajo. Aunque seguro que sabes muy bien qué se espera de ti, vuelve a revisar los objetivos del puesto laboral y qué requisitos exige para cumplir adecuadamente con todas tus responsabilidades.
  • Elabora y practica una lista de preguntas. Es muy importante saber qué decir en una entrevista de trabajo. Haz una lista con todas las preguntas posibles, relacionadas con el área profesional y personal, que te pueden realizar. Recuerda que te harán preguntas sobre tu experiencia, educación, habilidades para trabajar en equipo, autonomía, idiomas, flexibilidad, remuneración económica, disponibilidad para viajar, fortalezas y debilidades, capacidad para trabajar por internet o con ciertos dispositivos, etc. Elabora una lista entre 20 y 30 preguntas y escribe cómo te gustaría responderlas. Recuerda que lo principal es que seas honesto, aunque de vez en cuando tengas que adornar un poco la información. Una vez que tengas las preguntas y respuestas, practícalas con alguien de confianza; y si tiene experiencia en el área de recursos humanos, mucho mejor. Además de asegurarte que no omites ninguna información importante, practica el movimiento de las manos, la posición de tu cuerpo, tu expresividad facial, la entonación, el uso de un vocabulario adecuado, tu sentido del humor, la rapidez con la que hablas, etc.
  • Elige el vestuario adecuado. El sentido común es muy importante en este punto. Si quieres trabajar en el sector de la hostelería, probablemente no hace falta que te presentes de traje y corbata, pero si lo que pretendes es trabajar en un banco, un vestuario formal es lo más apropiado. Cuida tu imagen pero tampoco busques llamar la atención. Las empresas saben que la imagen de sus empleados es muy importante y buscan algo que agrade a su mercado, no una persona cuya vestimenta no se ajuste a lo que los clientes esperan ver. Para muchas empresas el vestuario es muy importante, incluso compañías de telemarketing exigen un vestuario formal para crear un ambiente profesional de trabajo aunque los empleados nunca estén de cara al público. Lee más en nuestra guía sobre cómo vestir para una entrevista de trabajo según lo que desees comunicar.
  • Lleva copias de documentos importantes. Nunca se sabe cuántas personas va a haber en la entrevista o si al entrevistador se le ha olvidado llevar consigo algún documento importante. Por eso lleva varias copias de cartas de referencia, currículum, experiencias en el extranjero, etc.
  • Ubica el lugar de la entrevista. Introduce la dirección en tu teléfono móvil y planifica cuánto tiempo tardarás en llegar; también puedes imprimir las direcciones. Ten en cuenta si vas a ir con tu vehículo propio, en transporte público o caminando. Siempre es mejor llegar pronto que tarde; evita dar una mala impresión inicial.

Durante la entrevista de trabajo: qué decir y cómo comportarse con el entrevistador

  • Saludo inicial. Trata de seguir ciertas formalidades y deja los abrazos para otro momento. Saluda con un apretón de manos firme, mirando a los ojos al entrevistador y espera indicaciones de a dónde dirigirte. En este momento no hables más de la cuenta, deja que el entrevistador lleve el liderazgo de la situación.
  • Cuida tu lenguaje corporal. Cuida en la manera en la que te sientas (con las piernas abiertas o cruzadas, con el cuerpo hacia delante o hacia atrás) y cómo gesticulas con las manos al hablar. El lenguaje corporal le indicará al entrevistador tu nivel de comodidad y nerviosismo y confirmará que todas tus palabras son ciertas. Mira a los ojos al entrevistador, aunque de vez en cuando puedes desviar la mirada unos segundos.
  • Responde a lo que te pregunten. No evadas preguntas dando información que no es necesaria y sé sincero en la entrevista. Cada pregunta tiene una finalidad y si no las respondes como se espera de ti, el entrevistador no podrá reunir información suficiente para poder tomar una decisión.
  • No realices interrupciones inapropiadas. Es normal que estés ansioso por mostrar todos tus conocimientos, pero escucha atentamente y espera a que el entrevistador acabe de hablar para dar tu opinión. Tampoco te quedes ahí quieto escuchando como una planta, la iniciativa es algo que se valora en la mayoría de trabajos, por lo que de vez en cuando puedes mostrar tu liderazgo de una manera formal y en el momento adecuado.
  • Aprovecha para resolver tus dudas. Si al final de la entrevista te dan la oportunidad de hacer preguntas, aprovecha este momento para hacer preguntas. Además de mostrar interés por el trabajo, también resolverás cualquier duda que tengas respecto al puesto laboral o la empresa. El sentido común es fundamental, no realices preguntas incómodas o innecesarias como por ejemplo sobre la vida privada del entrevistador; cíñete únicamente al ámbito profesional.

 

Después de la entrevista de trabajo: qué deberías hacer a continuación

  • Envía una nota de agradecimiento. Preferiblemente al día siguiente (no se te ocurra hacerlo nada más salir de la entrevista) envía un correo electrónico a todas las personas que se encargaron de llevar a cabo tu entrevista para agradecerles el tiempo que se tomaron para evaluar la posibilidad de que pases a formar parte de su equipo de profesionales. El correo debe ser corto y preciso y tener un tono amable y profesional, ya demostrarte lo que tenías que demostrar durante la entrevista. Trata de evitar las llamadas telefónicas ya que muchos entrevistadores lo pueden entender como una manera de presión o intrusión. Puedes utilizar nuestras plantillas de carta de agradecimiento.

Si sigues todos estos consejos en cómo preparar una entrevista de trabajo tendrás muchas más posibilidades de lograr ese trabajo que tanto deseas. Si al final tienes éxito, enhorabuena, lo conseguiste; si no fuiste el mejor candidato, no te preocupes, ya habrá otras entrevistas. Analiza cuáles pudieron ser tus errores para que la próxima vez tengas más experiencia en cómo afrontar una entrevista de trabajo. Con constancia y esfuerzo seguro que conseguirás lo que te propones.

Lee más en 10 maneras en las que jamás se te habría ocurrido preparar una entrevista de trabajo.

 

Leer más:

 

Share this...
Share on Facebook5Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *