Buenas prácticas para una empresa de turismo sostenible

By | 03/05/2018

La Organización Mundial del Turismo (OMT) define al turismo sostenible como “el turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

Se trata de una forma de viajar basada en el respeto hacia las personas y los lugares que se visitan, buscando un intercambio positivo para ambas partes. Y aunque este tipo de turismo depende, en gran parte, de los viajeros desplazados, las empresas tienen la posibilidad de contribuir a este tipo de turismo.

La Asamblea General de las Naciones Unidas afirmó que tenemos ante nosotros “una oportunidad única para ampliar la contribución del sector del turismo a la sostenibilidad, desde la perspectiva de la protección del medio ambiente, la conservación del patrimonio cultural y el desarrollo socioeconómico sostenido”. Desde luego, en Turijobs nos han convencido y queremos hacer un llamamiento a la comunidad turística para que se una al movimiento. ¿Te apuntas? ¡Sigue leyendo!

Cada año, más de 1.000 millones de viajeros se desplazan de un país a otro. Para 2030, esos 1.000 millones se convertirán en 1.800 millones. Por eso, desde Turijobs nos preguntamos: ¿Cómo convertir estos viajeros en 1.800 millones de oportunidades de contribución a un mundo mejor?

El turismo ha de contribuir al desarrollo sostenible, y todos los ámbitos pueden contribuir a ello, incluido el empresarial. Cualquier empresa del sector turístico puede aplicar unas buenas prácticas de gestión sostenible con la finalidad de reducir los impactos negativos y aumentar los beneficios de la actividad turística.

Si tu empresa es una de ellas y estás interesado en acceder a este interesante nicho de mercado, apúntate estos tres principios básicos:

  • Económico: Contar con una visión, misión y valores empresariales bien definidos, bajo unas directrices sostenibles, será el primer paso a seguir. Este punto incluye desde la inducción de los trabajadores al movimiento hasta la generación de estrategias sostenibles. Utilizando correctamente todas las acciones, lograrás un mejor acceso al mercado interesado en este tipo de servicios responsables. También beneficiarás a los propietarios, empleados y vecinos de la comunidad donde se desarrolla tu negocio.
  • Socio-cultural: Cada vez más, los turistas demuestran un gran interés por conocer lugares en los que se practican actividades destinadas a la preservación de la cultura local. En consecuencia, las empresas de éxito serán aquellas que trabajen con y para las comunidades donde se encuentran. En este punto, deberás trabajar para la conservación y sostenibilidad de los aspectos culturales del lugar, tales como las costumbres, las leyes, los protocolos o la religión.
  • Ambiental: Cuando se llega a deteriorar un lugar turístico por un uso inadecuado, el destino turístico decae. Por eso, las empresas deben aplicar prácticas ambientales que promuevan una relación sostenible entre los recursos naturales, el ambiente y el turismo. Para conseguir un destino responsable y minimizar el impacto negativo en el ambiente, deberás tener en cuenta factores tales como el agua, la energía, la biodiversidad y las áreas naturales.

¿Y los trabajadores? Las compañías también pueden promover una serie de prácticas entre sus empleados que contribuyan al mantenimiento del turismo sostenible dentro y fuera de la empresa. Pequeñas prácticas sencillas que los trabajadores podrán incorporar en su día a día y que contribuirán a las medidas adoptadas por la empresa:

  • Utiliza la bicicleta o el transporte público para desplazarte. Aparte de contribuir al medio ambiente, contribuirás a tu salud corporativa.
  • Evita los platos y vasos desechables de plástico y utiliza vasos de vidrio o tazas en la oficina.
  • Utiliza la impresora lo justo y necesario. Si es posible, reutiliza las hojas por ambas caras.
  • Recicla. Incorpora diferentes contenedores para separar la basura en plásticos, vidrios y orgánico.
  • Apaga (o mantén en reposo) el ordenador cuando no lo estés usando. No olvides las luces de la oficina, los sistemas de calefacción y otros sistemas energéticos.

Fomentar prácticas sostenibles en la empresa, y también entre los trabajadores, es una tendencia cada vez mayor entre las compañías a nivel mundial. No sólo por la contribución al buen uso del medio ambiente, sino también por los beneficios que se generan en el negocio a largo plazo: las compañías adquieren una imagen positiva, sostenible y diferenciadora en el sector.

En la guía de Rainforest Alliance encontrarás recomendaciones concretas para implementar las buenas prácticas y los beneficios que podrás obtener con ellas. Aplica estos sencillos cambios ¡y súmate a la red de empresas turísticas sostenibles!

Share this...
Share on Facebook6Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *