Todo lo que tienes que saber para ser director de hotel

By | 13/07/2018

¿Se te da bien la atención al público? ¿Eres un perfeccionista en tu trabajo? ¿Sabes idiomas? ¿Te gusta trabajar con turistas? ¿Tienes experiencia en el sector de la hospitalidad? Si la respuesta a todas estas preguntas es afirmativa, eres un buen candidato para convertirte en director de hotel.

La industria del turismo y la hostelería sigue creciendo y los analistas todavía no saben exactamente cuál será su techo. Por eso, ahora es el momento para que empieces a pensar en el futuro y empieces a trabajar en un sector en pleno auge que ofrece muchas oportunidades profesionales. A continuación te ofrecemos una pequeña guía para que sepas finalmente si convertirte en director de hotel es algo que te puede interesar. 

¿Cuáles son las funciones del director de un hotel? 

Si te atrae la profesión de director de hotel (también conocido como gerente de ponderaciones de hotel), debes saber todas las responsabilidades que recaerán sobre tus espaldas. Las funciones dependerán del tipo de hotel, pero las básicas de un director de hotel son las siguientes: 

  • Resolución de problemas de los clientes. Posiblemente tendrás a otras personas que se encarguen de los problemas que surgen a diario en un hotel, pero en última instancia tú serás el responsable de asegurarte que las instalaciones y servicios del hotel cumplen con las expectativas de los huéspedes. El director del hotel debe ser capaz de dar una respuesta satisfactoria a cualquier problema que surja, independientemente de que sea una banalidad o se trate de algo grave. 
  • Organigrama de todos los servicios del hotel. Dependiendo de la categoría del hotel, se ofrecerán más o menos servicios y el director del hotel tiene que asegurarse que la recepción, el restaurante, el servicio de lavandería y limpieza, los espectáculos, el transporte, etc. funcionan correctamente. Asimismo es necesario un trato formal pero cercano con todos los empleados para que se involucren al 100% en su trabajo. 
  • Contabilidad. Aunque el hotel pueda tener un contable para esta función, el director del hotel debe estar al tanto de la contabilidad del establecimiento para que salgan todas las cuentas correctamente. 
  • Estrategias de marketing. El director de un hotel no debe encargarse sólo de la comodidad y satisfacción de huéspedes y empleados sino que también tiene que crear estrategias de marketing a corto, medio y largo plazo que atraigan a más clientes a hospedarse en el hotel y durante más días. En la actualidad una herramienta básica para esto es el conocimiento de las últimas tecnologías y las redes sociales. Según los últimos datos disponibles cada vez hay un mayor número de viajeros que utiliza internet para hacer sus reservas al hospedarse, por eso es fundamental que un director de hotel sepa cuáles son las plataformas digitales más beneficiosas para anunciarse y qué estrategias relacionadas con las redes sociales son más efectivas. 
  • Otras tareas administrativas. Además de todo lo que acabamos de mencionar, un director de hotel también tiene otras responsabilidades como: encargarse de la formación inicial y continua de los empleados, establecer las tarifas según la temporada (alta o baja), diseñar presupuestos, contratar empleados, hacer que empleados y huéspedes cumplan con las políticas del hotel, etc. 

 

¿Qué habilidades hay que tener para ser director de hotel? 

Cualquier persona no puede convertirse de la noche a la mañana en director de hotel por mucha ambición que tenga. Además de ser capaz de tratar con las responsabilidades que acabamos de mencionar, también tiene que tener una serie de habilidades personales que le faciliten su trabajo, como las siguientes: 

  • Sociabilidad. Un director de hotel debe ser una persona sociable y de mente abierta ya que constantemente estará tratando con personas de diferentes culturas y tradiciones. Si eres una persona introvertida a la que no le gusta tratar con la gente, es mejor que pienses en otro tipo de trabajo. 
  • Idiomas. Esto es algo imprescindible en este sector. A día de hoy ya se da por hecho que el director de un hotel habla y escribe de manera fluida en inglés, a partir de ahí, cuanto más idiomas, mejor. 
  • Flexibilidad. Ser director de hotel no es un trabajo que implique 8 horas, seguro que te tocará resolver problemas a cualquier hora del día o de la noche dependiendo de la gravedad del asunto y quizás no te reconozcan económicamente estas horas extra. 

¿Qué es más importante, la experiencia o la formación? 

Esta es la gran pregunta en este tipo de trabajo. ¿Que una persona haya estado estudiando varios años garantiza que será un buen director de hotel? o ¿si alguien ha estado trabajando en un hotel durante muchos direaños significa que es el individuo adecuado para hacerse cargo de un hotel? La lógica y el sentido común dice que tanto la experiencia como la formación son necesarias, por lo que un candidato ideal para ser director de hotel debe tener una buena combinación de estos dos aspectos. 

Por ejemplo, si una persona únicamente sabe la teoría al administrar un hotel, seguro que la realidad del día a día le sobrepasará; o si un individuo lleva varios años trabajando en el restaurante de un hotel y de repente lo promocionan a director sin ningún tipo de formación previa, probablemente la variedad y cantidad de responsabilidades le abrumarán. 

Según los propios directores de hotel lo más conveniente es ir progresando sin prisa pero sin pausa desde los puestos más básicos con la formación adecuada. De esta manera un buen director de hotel conocerá toda la pirámide de las funciones que implica su cargo, desde la base hasta lo más alto, para poder tomar las mejores decisiones posibles en cada situación determinada. 

¿Cuánto gana un director de hotel? 

Por mucho que se diga que el salario no es lo más importante en un trabajo o que lo que importa de verdad es el ambiente laboral y las oportunidades de crecimiento, el aspecto salarial suele ser un factor fundamental para decidir seguir esta carrera profesional. 

Sentimos decirte que no hay una tabla específica que diga cuánto gana un director de hotel ya que su sueldo depende de varios factores como: 

  • Categoría del hotel (número de estrellas). 
  • Número de empleados a cargo. 
  • Tipo de responsabilidades (hotel grande/pequeño)
  • Ubicación del hotel (nacional/extranjero, ciudad/rural). 
  • Experiencia previa. 
  • Formación académica. 

Para que te hagas una idea, los sueldos suelen empezar alrededor de los 20,000 euros anuales y pueden superar fácilmente los 60,000 euros al año al gestionar un hotel de gran reputación internacional. 

Si después de leer este artículo estás más convencido que nunca que ser director de hotel es el trabajo de tus sueños, puedes ir empezando a realizar cursos de formación (presenciales u online) y trabajar en un hotel en otro puesto que te interese para que vayas adquiriendo los conocimientos y experiencia necesaria para que te tengan en cuenta. Y por supuesto, ¡prepara bien tu entrevista de trabajo!

Share this...
Share on Facebook5Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *