¿Cómo trabajar viajando? La guía del 2018

By | 20/07/2018

El sueño de cualquier persona es no trabajar, pero como esto está un poco complicado vamos a centrarnos en un objetivo más realista: trabajar viajando. Pero antes de nada, ¿en qué sueles usar tus vacaciones? Si tu respuesta es en viajar, enhorabuena, eso es lo que hacen la mayoría de los asalariados de nuestro país. Ahora bien, ¿te imaginas que pudieras trabajar y viajar a la vez? Este sueño que parece inalcanzable es una realidad para muchas personas de cualquier parte del mundo que un día decidieron arriesgarse y vivir viajando y en la actualidad llevan una vida que es la envidia de oficinistas y demás trabajadores de nueve a cinco, de lunes a viernes. 

En la actualidad no es necesario que esperes a tu mes de vacaciones ni que busques trabajo en agencia de viajes para hacer lo que más te gusta: viajar. Las nuevas tecnologías se han unido a las opciones tradicionales para trabajar viajando y a continuación te vamos a explicar diferentes trabajos que tienes a tu disposición para trabajar viajando por el mundo sin tener que pararte en la típica oficina o cumplir con ese horario tan rutinario que no aguantas más.  

¿Es posible viajar gratis mientras trabajas? 

Si echas un vistazo en Internet te darás cuenta que a día de hoy hay cientos de personas que viajan trabajando. Algunos lo hacen en avión, autobús, vehículo propio, bicicleta, etc. y no hay distinciones de género o nacionalidad. Lo hacen familias, jóvenes, parejas o individuos que de una manera u otra están cumpliendo su sueño: trabajar viajando. 

Aunque muchas personas piensen en viajar gratis trabajando hay que empezar a dejar atrás esta ideología obsoleta y plantear una nueva modalidad que dé un giro de 180 grados: el objetivo principal no es viajar gratis trabajando sino hacer que trabajar viajando por el mundo se convierta en un estilo de vida como otro cualquiera.

Este concepto nuevo no sería tan fácil en la actualidad si las nuevas tecnologías no hubieran abierto la puerta a trabajos nuevos para trabajar de manera remota, aunque tampoco hay que olvidar que los trabajos convencionales para trabajar viajando todavía funcionan; por eso vamos a analizar ambas opciones en la siguiente sección. 

Diferentes opciones para trabajar viajando por el mundo 

Básicamente existen dos opciones para trabajar viajando por el mundo, pero antes de que las conozcas debes tener en cuenta una premisa fundamental: si no estás dispuesto a salir de tu zona de confort y explorar nuevas posibilidades laborales, aunque no estén relacionadas con lo que hayas hecho hasta ahora, no podrás lograr trabajar viajando por el mundo a medio o largo plazo. Si ya tienes claro esto, conozcamos cuáles son tus posibilidades para trabajar viajando. 

Trabajos convencionales para trabajar viajando 

Cuando hablamos de trabajos convencionales nos referimos a trabajos en los que necesitas estar en un lugar físico determinado para poder llevar a cabo tus responsabilidades laborales, como por ejemplo los siguientes trabajos: 

  • Artesano. Es posible vender cualquier tipo de artesanía hecha de vidrio, papel, semillas, piedras, madera, etc.; sólo hay que encontrar el mercado adecuado. 
  • Recepcionista de hotel/hostel. Si te gustaría quedarte en el mismo lugar durante varios meses, este tipo de trabajo te interesa porque te permitirá explorar un lugar durante más tiempo. 
  • Camarero/cocinero. En cualquier lugar turístico en temporada alta se puede conseguir trabajo en bares o restaurantes como camarero o cocinero. Sin embargo ten en cuenta que quizás las jornadas laborales serán un poco largas. 
  • Guía turístico. ¿Sabes uno o varios idiomas y se te da bien socializar con otras personas? Entonces conviértete en guía turístico, si no sabes por donde empezar puedes comenzar a pedir trabajo en agencia de viajes.
  • Instructor deportivo. Si te consideras un experto en alguna disciplina deportiva, o lo que es mejor, tienes algún título que lo acredite, podrás trabajar viajando como instructor de surf, buceo, kayak, parapente, rafting, yoga, esquí, etc. 
  • Profesor de idiomas. En muchos países hay una gran demanda para encontrar profesores de diferentes idiomas, una oportunidad única para trabajar viajando por el mundo. 
  • Trabajar en un crucero. Si no te mareas al viajar en barco ni te molesta estar en alta mar durante varios días o semanas, en un crucero podrás trabajar como animador, camarero, camarista, cocinero, etc. 
  • Au pair. Este tipo de trabajo está más enfocado para los jóvenes que tienen más energía. Por ocuparte de los niños y ciertas tareas del hogar te ofrecerán comida, alojamiento y una pequeña asignación económica semanal. 
  • Temporero. Si no te importa trabajar al aire libre ni el trabajo físico puedes aprovechar las oportunidades de trabajo temporal agrario que existen en países como Francia, Canadá, Estados Unidos, Australia o Nueva Zelanda. 
  • Masajista. A cualquier persona le gusta un buen masaje, así que sólo tendrás que buscar un lugar permitido en un zona turística y a hacer dinero con tus manos. 
  • Músico. ¿Sabes tocar algún instrumento musical o tienes un dúo, trío, etc.? Si es así podrás trabajar en bares y discotecas de cualquier lugar del mundo. 
  • Asistente de vuelo. Con el boom de las aerolíneas de bajo coste ahora se necesitan más asistentes de vuelo que nunca. Quizás desayunes en un continente, comas en otro y cenes en otro diferente, emocionante ¿verdad? 
  • Tatuador. Los tatuajes no son una moda pasajera sino que son una tendencia que las futuras generaciones continuarán, por lo que trabajar tatuando mientras se viaja es una gran opción. 

Trabajos digitales para trabajar viajando 

Cuando hablamos de trabajos digitales nos referimos a trabajos que se pueden hacer desde cualquier lugar de manera remota. Lo más importante en este tipo de trabajos es cumplir con el periodo establecido de entrega, tener una buena conexión a internet y contar con un ordenador u otro dispositivo confiable. Por ejemplo, puedes trabajar de: 

  • Fotógrafo. ¿Tienes un don para la fotografía? Entonces podrás tomar fotos de cualquier parte del mundo y ponerlas a la venta en internet. 
  • Escritor. Si eres bueno con las palabras podrás trabajar desde donde tú quieras como escritor de libros o blogger. 
  • Traductor. Recibe el trabajo en tu ordenador, termínalo en los plazos determinados y conocer un lugar nuevo mientras trabajas; más fácil es imposible. 
  • Community manager. Si te consideras un experto en redes sociales, ¿por qué no le sacas dinero a tus habilidades para trabajar viajando? 
  • Diseñador gráfico / Programador web / Desarrollador de videojuegos. Podrás realizar cualquiera de estos trabajos desde cualquier parte del mundo; solo necesitarás un buen ordenador y una conexión a internet aceptable. 
  • YouTuber. Conviértete en todo un influencer haciendo vídeos de lo que más te gusta: viajar. 
  • Broker. Si estás al día de la bolsa y se te dan bien este tipo de transacciones, no hace falta que estés en Wall Street para que ganes dinero con este trabajo. 
  • Jugador de casino. ¿Eres buenos con los juegos de cartas, las apuestas deportivas o incluso la ruleta? Entonces quizás sacarás el dinero  suficiente para viajar por el mundo mientras trabajas. 

Una última opción para viajar gratis trabajando: el voluntariado 

Para terminar este artículo te vamos a mostrar una última opción para trabajar viajando: convertirte en voluntario. En muchos países en desarrollo (principalmente en América Latina, África y Asia) existen ONGs que constantemente están buscando voluntarios que les ayuden con sus tareas diarias. Existen voluntariados de todo tipo, como por ejemplo: 

  • Trabajar con niños enseñándoles idiomas u otros conocimientos básicos. 
  • Ayudar en zonas agrícolas. 
  • Participar activamente en las tareas básicas de comunidades indígenas. 
  • Mejorar las oportunidades laborales de un área deprimida. 
  • Trabajar ayudando a la recuperación de animales en peligro de extinción. 
  • Realizar trabajos de limpieza en zonas contaminadas. 

Las opciones son muy variadas y por lo tanto es muy fácil que alguien encuentre alguna ONG que se ajuste a su personalidad y objetivos. Para participar en estos programas de voluntariado algunas ONGs exigen una pequeña aportación económica, mientras que en otras la organización no pide ninguna cuota. Normalmente se suele ofrecer alojamiento y/o comida y el viaje corre por cuenta del voluntario. Independientemente de que alcances tu objetivo de viajar gratis trabajando en una ONG, lo cierto es que tu esfuerzo se verá reflejado en el progreso de una comunidad o región que verdaderamente necesita de tu ayuda; algo que te reconfortará y te traerá muchos recuerdos positivos y entrañables incluso después de que haya pasado mucho tiempo desde tu voluntariado. 

Share this...
Share on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *