10 consejos para triunfar en tu próxima entrevista de trabajo

By | 24/11/2015

Una entrevista de trabajo puede ser una fuente de incertidumbre, nervios y presión. Con el tiempo que dedicamos a la búsqueda de empleo y las pocas oportunidades que se nos pueden presentar adaptadas a nuestro perfil, es muy importante estar preparado para que cuando llegue nuestro momento estemos listos para enfrentarnos a la entrevista laboral.

A la hora de realizar una entrevista de trabajo, muchos de los candidatos no saben como afrontar la situación. El bloqueo se apodera de ellos y les resulta imposible mostrar las habilidades y conocimientos que llevan consigo. No obstante, debes recordar que si has llegado a la entrevista laboral es porque has captado la atención del reclutador y tiene interés en conocerte, así que ya tienes parte del trabajo cumplido.

Ten en cuenta que en una entrevista de trabajo, los 5 primeros minutos son clave. Así que debes estar preparado para dar lo mejor de ti e impactar positivamente al reclutador desde vuestro primer contacto e impresionarlo hasta llegar al final.

Para que salgas triunfante de tu próxima entrevista de trabajo, te damos 10 consejos que te ayudarán a prepararte, destacar y conseguir el empleo deseado:

1. Prepara tu estrategia

Como primer paso, deberás conocerte a ti mismo como profesional y recabar en tus cualidades y defectos. ¿Qué cualidad destacarías de ti, que sólo tienes tú, y que puede suponer una mejora en la empresa? La respuesta va a ser tu estrategia durante la entrevista. Prepara también tus puntos débiles, pues la empresa también puede pregunte por ellos. De ser así, convierte tus debilidades en puntos fuertes. Por ejemplo, si eres una persona nerviosa, puedes justificarte comentando que siempre quieres trabajar en diferentes proyectos a la vez.

Prepara también las preguntas más típicas que pueden hacerte en una entrevista de trabajo. La mayoría de entrevistas siguen un mismo patrón y muchas de las preguntas se repiten: qué te atrae de la oferta, si prefieres trabajar sólo o con equipo o cómo te ves dentro de 10 años. Ten también preparado y mentalizado tu CV al detalle para poder responder a la petición más común: cuéntame tu trayectoria. Recuerda que deberás responder de forma breve y concisa, resaltando las experiencias o formaciones más recientes y relevantes.

2. Muestra interés por la empresa

Una vez tengas tu estrategia, deberás informarte sobre la empresa. Cuando más sepas sobre ella, mucho mejor, pues estarás preparado para responder a las preguntas que puedan hacerte sobre la empresa, sus líneas de negocio o sus clientes. Infórmate también de la persona que te entrevistará. Seguramente te habrá llamado o escrito anteriormente para concertar la entrevista, así que sabiendo su nombre y empresa, puedes conocerla un poco más en plataformas como Twitter o Linkedin.

Una vez tengas toda la información, podrás adaptar tus intervenciones según la forma de ser y trabajar de la empresa y el reclutador. Destaca los puntos que tengas en común con ellos y haz alguna referencia a datos que hayas recavado.

3. Cuida tu lenguaje verbal y corporal

Practica la escucha activa. Deja que sea el reclutador quien lleve la voz cantante en la entrevista y estate atento a la información que te está dando. Puede que a continuación te haga una pregunta sobre lo que ha dicho para comprobar tu nivel de atención e interés hacia la empresa, así que deberás ser capaz de responderla adecuadamente.

Respecto tu postura, no cruces los brazos ni cambies tu posición constantemente para evitar mostrar nerviosismo. Mantén una postura cómoda y ligeramente inclinada hacia delante para demostrar interés hacia el puesto. Y lo más importante, sonríe y adopta una actitud positiva hacía el reclutador. Si quieres conocer más consejos sobre la comunicación no verbal en una entrevista, visita este post.

4. Honestidad ante todo

Di la verdad en todo momento y sé honesto con tu perfil profesional. Mentir en la entrevista puede hacer peligrar tu candidatura, pues resulta más fácil que muestres incoherencia entre lo que dices y lo que escribiste en el CV.

Aunque tengas memorizado tu CV a la perfección, la empresa puede llamar a tu anterior compañía para pedir referencias tuyas y comprobar que realmente no trabajaste allí. El mundo es muy pequeño y esta “pequeña mentira” podría llegar a más empresas y pasarte factura. De verdad, no vale la pena.

5. Cuida tu imagen

Adapta tu vestimenta al lugar de trabajo por el que estás aspirando. De ahí la importancia de conocer a la perfección a la empresa. Si se trata de una empresa donde los trabajadores visten normalmente con traje, deberás adaptarte a ello. Por el contrario, si se trata de una empresa joven o una startup, mejor déjalo en casa y apuesta por un conjunto más informal.

Otros aspectos como el maquillaje o una barba bien cuidada también serán esenciales para dar una buena imagen. La finalidad es que puedas dar una imagen profesional adaptada a su ambiente de trabajo. Si además llevas contigo tu CV o tu portafolio, sumarás en profesionalidad.

6. Evita las críticas

Una de las preguntas más habituales que pueden hacerte es porque dejaste tu último trabajo y lo primero que se te puede pasar por la cabeza es hacer comentarios negativos sobre ella, elogiando la que tienes delante. Nunca critiques una empresa por la cual has trabajado, ni las personas (incluido el jefe) que trabajaban allí. Fuera como fuera tu experiencia en estas empresas, lo único que conseguirías es dejarte a ti mismo en mal lugar

Comenta tus anteriores empleos con neutralidad y destaca que tu deseo es seguir creciendo profesionalmente.

7. Limita la información

Como comentábamos, las respuestas que des deben ser claras y concisas y debes limitarte a lo que te pregunte el reclutador, a menos que sea un aspecto que creas que es importante resaltar. Mantén la información a tu terreno profesional y evita dar detalles íntimos sobre tu vida privada.

Respecto a las preguntas que pueden perjudicarte como candidato, no respondas con evasivas y contesta de la forma más favorable posible. Por ejemplo, si has estado mucho tiempo en el paro, justifícalo que has estado formándote o viajando para mejorar tus idiomas.

8. Haz preguntas

Durante la conversación seguramente pasarás muchos nervios, y desearás que se acabe la entrevista lo más pronto posible. Y justo cuando oyes “¿Tienes alguna pregunta?”, entiendes que el reclutador da por terminada la entrevista. ¡No te equivoques!

Esta es una oportunidad única para dar una buena impresión y demostrar el interés que tienes hacia este puesto de trabajo. Evita cuestiones sobre salarios o vacaciones y céntrate en temas como qué posibilidades de crecimiento existen en la empresa o como se dividen los departamentos.

9. Sé tú mismo

Lo más importante es que te muestres tal y como eres, no pretendas ser el profesional que no eres ni des una imagen equivocada de ti. Sé amable y establece una buena relación con el reclutador, sin buscar ser su amigo.

Antepone ante todo tu profesionalidad y adáptate a la forma de comportarse del entrevistador. Tanto si resulta ser cordial como si pretende intimidarte, no bajes la guardia.

10. No te desanimes

Aunque tengas la sensación de que la entrevista no ha ido bien, mantén una actitud positiva hasta el final de la entrevista. A menos que te dé su feedback al momento, aún no sabrás su decisión, así que aguanta hasta el final.

Una vez sepas su respuesta, no te preocupes si no sale como esperabas. Habrás conseguido una oportunidad para analizarte, ver qué errores has cometido y cómo podrías mejorar. Además, puede que este no sea tu puesto ideal y haya otro mejor esperándote allí fuera. ¡Sigue buscando en Turijobs!

10 consejos imprescindibles para triunfar en una entrevista de trabajo

 

Share this...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *