Descubre todos los tipos de entrevista de trabajo

By | 07/06/2018

Independientemente de si te estás incorporando al mercado laboral o ya llevas unos años trabajando, sabrás que además de la experiencia y las habilidades personales una de las claves para lograr un buen puesto de trabajo es tener éxito en la/s entrevista/s que tendrás que superar para alcanzar ese trabajo que tanto ansías.

Una entrevista es un proceso de selección en el que una empresa establece ciertos parámetros que deben cumplir los candidatos para poder ser considerados al puesto de trabajo que está disponible. Dependiendo del tamaño y la filosofía de la empresa, la entrevista inicial y/o las siguientes las puede llevar a cabo alguien específico del departamento de recursos humanos o algún directivo de la compañía.

Cada empresa establece su propio proceso de selección de personal y como hay diferentes tipos de entrevista de trabajo, debes estar preparado lo mejor posible para poder afrontar con ciertas garantías cualquier tipo de entrevista a la que te puedas enfrentar. En este artículo te vamos a explicar las diferentes situaciones en las que te puedes encontrar en una entrevista y los tipos de entrevista de trabajo más comunes para que tengas más confianza en tus posibilidades durante tu entrevista.

¿Una entrevista formal o informal?

Antes de analizar una entrevista de trabajo y sus tipos debes tener en cuenta que en principio te enfrentarás a dos tipos de entrevista de trabajo: formal o informal. Este aspecto nos dice mucho de la filosofía de la empresa y cuál se espera que sea tu contribución a la empresa.

Por ejemplo, en una entrevista formal debes cuidar mucho tu aspecto personal, la higiene, el vestuario, etc. e ir preparado con varias copias de tu currículum o portafolio. Posiblemente tengas que entrevistarte con varios reclutadores que analizarán tus aptitudes. En este tipo de entrevista siempre mantén las distancias adecuadas, habla lo justo y necesario y utiliza la tercera persona a no ser que te digan lo contrario.

Las entrevistas informales se suelen llevar a cabo en empresas que trabajan directamente con el público como restaurantes o tiendas de ropa. Si la empresa es pequeña probablemente la lleve a cabo el propio dueño y se fijará mucho es tus habilidades personales para tratar con el público en general como la empatía. Si lo haces bien, es posible que al acabar la entrevista te ofrezcan el puesto de trabajo.

¿Entrevistas individuales o grupales?

Entre los diferentes tipos de entrevista de trabajo podrás encontrarte en una entrevista individual o en una grupal junto a otros candidatos. Normalmente los aspirantes suelen preferir las entrevistas individuales porque se sienten menos nerviosos, sin embargo, las entrevistas grupales también tienen sus ventajas si sabes poner tus propios límites.

Es cierto que una entrevista grupal implica enfrentarte a otros solicitantes de trabajo y esto puede originar una competencia incómoda. Lo que debes hacer en esta situación es mostrar tus habilidades sin perder el respeto a tus compañeros. No trates de ser el centro de atención ni tampoco interrumpas a los demás; de lo que se trata es que demuestres cómo tus capacidades individuales servirán a mejorar la empresa independientemente de si tienes que trabajar solo o en un equipo. Tampoco debes estar callado todo el tiempo, ser introvertido no es una cualidad que suele gustar mucho en una compañía. Trata de buscar un balance sin ser el tímido del grupo ni el que quiere saberlo todo.

 

¿Entrevistas personales o a distancia?

En la actualidad vivimos en una sociedad multicultural que implica un mayor movimiento laboral. Por eso ahora es muy fácil buscar trabajo a distancia en otro país o región. Obviamente en este tipo de situaciones realizar una entrevista personal no suele convenir ni a los reclutadores ni a los candidatos por los gastos que implica, por lo que es común realizar una videoconferencia.

Muchas personas se sienten más tranquilas en una entrevista a distancia (por ejemplo, usando Skype) que en una entrevista cara a cara. Recuerda que en una entrevista a distancia se pierde mucho de lo que dice nuestro lenguaje corporal, así que debes centrarte en responder adecuadamente, sin titubear ni dar rodeos a lo que se te pregunta.

Tipos de entrevista de trabajo

Ahora que ya conocemos diferentes situaciones para una entrevista de selección de personal, analicemos los tipos de entrevista de trabajo según su estructura:

En este tipo de entrevista de trabajo no se deja nada al azar. La puede llevar a cabo uno o varios reclutadores y tanto las preguntas como el momento en el que se hacen están totalmente estructuradas. El objetivo es ofrecerles a todos los candidatos las mismas condiciones para poder ver cómo responde cada aspirante en la misma situación. Se suele utilizar en empresas medianas y grandes que tienen un departamento de recursos humanos.

  • Entrevista no estructurada

Esta entrevista es todo lo contrario a la anterior. El entrevistador se reúne con el solicitante de trabajo con la idea clara de qué es lo que necesita, pero no sigue una guía de preguntas para todos los candidatos; las preguntas van surgiendo según las dudas que tenga el reclutador para asegurarse de las capacidades de cada aspirante. Estas entrevistas se suelen llevar a cabo en empresas pequeñas o familiares sin un departamento de recursos humanos.

Este tipo de entrevista es una combinación de las dos anteriores. El reclutador tiene unas preguntas fijas que realiza a cada candidato, pero también hace otro tipo de preguntas para estar seguro de reunir toda la información necesaria. Según muchos expertos es una de las que mejor funcionan.

  • Entrevista de estrés

Esta entrevista es una de las más exigentes ya que el candidato además de demostrar que tiene los conocimientos necesarios que implica el puesto de trabajo al que aspira, también debe expone las habilidades precisas para enfrentarse a situaciones de estrés; como tener que atender en persona o por teléfono a un cliente muy exaltado.

  • Entrevista de resolución de casos

En estas entrevistas lo que se busca es ver los resultados que puede ofrecer un candidato. Al aspirante se le ofrece un caso real de la compañía y se le pide que le dé una solución en un tiempo determinado. El éxito de esta entrevista dependerá de la rapidez en responder y la eficiencia de la solución.

Por último, recuerda que la preparación es fundamental para poder tener éxito en todos los tipos de entrevista de trabajo. Confía en tus posibilidades y lograrás lo que te propongas. Asimismo, si piensas que te discriminan por tu edad, país de procedencia, estado civil, género, orientaciones políticas, religiosas o ideológicas, realiza la reclamación correspondiente.

Lee nuestros 10 consejos para triunfar en tu próxima entrevista de trabajo.

Share this...
Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *