Cerrado por vacaciones: ¿Qué consecuencias tiene para tu negocio?

By | 08/08/2018

Con la llegada del pico del verano, muchas empresas del sector turístico deciden permanecer abiertas. Deciden aprovechar el boom económico que genera el turismo año tras año. No obstante, también son muchas las que deciden conceder a su equipo unos días de descanso y cerrar por vacaciones.

La interrupción de la actividad de la compañía supone una serie de consecuencias que pueden afectar al buen funcionamiento del negocio. Aunque a priori pueden parecer negativas, resultan muy positivas para la mayoría de las empresa. No obstante, antes de decidir si debes cerrar por vacaciones, debes prevalecer el tipo de actividad y la mecánica de tu propia empresa.

Conoce cómo puedes cerrar por vacaciones sin que afecte a tu empresa:

1. Ventajas de cerrar por vacaciones

  • Desconexión del trabajo

Unos días de descanso hará que tu equipo desconecte de su trabajo, aclare su mente y vuelva con más energía para afrontar el nuevo curso laboral. También será el momento perfecto para que tus trabajadores y tú podáis realizar aquellas actividades que no tenéis tiempo de hacer a lo largo del año.

Estamos acostumbrados a exigirnos mucho y a realizar esfuerzo mental durante horas y horas. Para poder rendir en la oficina, es importante cuidar de uno mismo y disfrutar de éste periodo del año. La salud es lo más importante y varias estudios demuestran que este periodo puede ser muy positivo para nosotros, ya que nos permite salir de la rutina.

  • Tiempo para ti y para los tuyos

Aparte de aprovechar el periodo de vacaciones para dedicártelo a ti mismo, también es un buen momento para pasarlo entre amigos y familia. Sacarás el máximo partido a tu tiempo de ocio y descanso.

Durante el año, bien por tiempo o por distancia, resulta complicado ver a ciertas personas de tu entorno. Ahora será un buen momento para visitar a los amigos o abuelos que hace meses que no ves. Aunque cada uno tenga sus gustos, es importante encontrar tiempo para hacer planes juntos. Cocinar, ir en bici, hacer una excursión… No olvides disfrutar de las pequeñas cosas, como una buena comida en familia o una película entre amigos.

  • Recargar las pilas

Cerrar por vacaciones puede ser beneficioso para tus trabajadores pero también para ti y para tu negocio. Un tiempo de descanso permitirá a los trabajadores recargar sus pilas y volver a su puesto de trabajo con las energías renovadas. Con unos pocos días de desconexión absoluta, olvidando cualquier responsabilidad del trabajo, será efectivo para que tus trabajadores y tú volváis al trabajo de la forma más productiva.

Puedes aprovechar estos días también para reflexionar sobre la situación actual de tu empresa y nuevos cambios que podrías implementar. Organizar tu mente también te permitirá abrirte a nuevas ideas. Tómate de tu tiempo y aprovecha para buscar nuevas mejoras para tu negocio.

  • Costes de funcionamiento

Puede ser uno de los principales factores que se te pasen por la cabeza. Dependiendo del tipo de negocio y del uso que hagas (o no) de las maquinarias, el parón puede suponer un mayor o menor gasto. Contempla la opción de seguir trabajando, con los mínimos recursos necesarios, si se da el caso.

En todo caso, cerrar por vacaciones supondrá un ahorro en gastos de funcionamiento como la luz, el agua, el gas o el aire acondicionado.

cerrar por vacaciones

2. Inconvenientes de cerrar por vacaciones

  • Pérdida de productividad

El principal inconveniente de cerrar por vacaciones es la disminución de las propias ventas. El negocio permanecerá cerrado unos cuantos días, así que una leve perdida será inevitable. Aun así, un periodo de descanso va a provocar un efecto de mejora en productividad y resultados a largo plazo.

Para contrarrestar los efectos negativos del momento, puedes llevar a cabo diferentes estrategias para recuperar las ventas. Una de las más utilizadas son las promociones, que pueden llevarse a cabo antes y/o después de las vacaciones. Las más utilizadas son los descuentos y los cupones regalo con fechas determinadas, que podrás utilizar según tus necesidades.

  • Oportunidades de conseguir nuevos clientes

El verano puede ser un periodo muy propicio para conseguir nuevos clientes. Parte de la competencia también se va de vacaciones, con lo que se genera una oportunidad. Sería el momento ideal para satisfacer la demanda de otras empresas que sí se han decantado por cerrar en vacaciones.

No obstante, si somos nosotros los que decidimos cerrar por vacaciones, deberemos reforzar la relación con nuestra red de contactos. El objetivo es que las empresas de nuestro sector no nos “roben” a nuestros clientes durante nuestra ausencia. Envía un mail a tu base de datos informando sobre el cierre temporal de tu empresa. Comunícalo también en redes sociales y crea un post en el blog o web de tu empresa. También informa a google para que cualquier posible cliente sepa las fechas de tus vacaciones.

  • Síndrome post-vacacional

Llega el fin de las vacaciones y los trabajadores deben volver a sus puestos de trabajo, algunos de ellos con el famoso síndrome post-vacacional. Éste es un malestar que puede producirse a la vuelta de vacaciones y puede presentarse en forma de fatiga, tristeza, falta de sueño, falta de apetito, falta de concentración… Para combatirlo, puedes programar el regreso de los trabajadores para que se adapten a su puesto de trabajo de nuevo. Te damos unos consejos para inspirar y motivar a tus trabajadores.

Dependiendo de los días que tus trabajadores tengan de vacaciones, la vuelta a la rutina se hará más llevadera y no necesitarán un tiempo de adaptación. Al ser generalmente un periodo corto, los beneficios están asegurados. Pero cuando más días tengan de vacaciones, las posibilidades de tener síndrome post-vacacional serán mayores.

 

Share this...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *