¡Convierte la pérdida de un empleo en un nuevo reto!

por | 11/12/2015

¡Convierte la pérdida de un empleo en un nuevo reto!

Enfrentarse a la pérdida de un empleo puede ser algo muy duro para la mayoría de personas. Aunque es difícil afrontar esta situación de forma positiva y constructiva, debe interpretarse como el comienzo de algo nuevo, como una oportunidad o como el final de un ciclo. ¡Al ataque!

De hecho, cuando nos despiden entramos en un proceso muy similar al que sería un “proceso de duelo”, pues es algo que implica dolor, pena y vuelco hacia el interior. A grandes rasgos, suele pasarse por las siguientes fases:

  • Negación de la situación: nos intentamos proteger de una realidad que no nos gusta (“esto no me puede estar pasando a mí”).
  • Ira: este sentimiento emerge al preguntarse uno mismo por qué lo echan a él y no a otro (“¿por qué yo?”). La ira tiende a bloquearnos y daña progresivamente nuestro autoestima y también nuestra confianza.
  • Tristeza: surge cuando se toma consciencia de que el despido es una realidad sobre la que no podemos hacer nada.
  • Aceptación: fase en la que se entra en el momento en que la persona ya está preparada para afrontar la búsqueda de empleo, pues asume su situación.

En este contexto y en pro de no desperdiciar contactos ni oportunidades, es importante tener presente que se necesita superar un proceso de adaptación emocional a la pérdida del empleo, antes de buscar una oportunidad.

pérdida de un empleo

Una vez aceptada la nueva situación es importar realizar las siguientes acciones:

  • Hacer un trabajo de revisión, reflexión y crítica sobre uno mismo. Sobre los talentos y las competencias laborales que uno tiene, puntos fuertes y puntos débiles. En resumen, llevar a cabo un proceso de auto-conocimiento y desarrollo personal.
  • También definir cuál es nuestro objetivo profesional, y ¡ojo con este punto! Pues muchas veces se insiste en cambiar de sector cuando, en realidad, lo que uno quiere es no repetir la experiencia vivida y, sin quererlo, se está vetando a un sector que le gusta y para el que tiene talento y competencias.
  • Enfocarnos al logro de conseguir una entrevista de trabajo y para ello, realizar todas aquellas acciones que nos permitan conseguir este propósito (CV, perfil de LinkedIn, blog personal, networking, etc.).
  • Elaborar un plan con acciones concretas y sus objetivos “con fecha de entrega”: realizar una lista de contactos, documentos por hacer, etc.
  • Llevar a cabo una buena planificación y organización del tiempo. Tarea esencial y muchas veces compleja, pues se pasa de una organización de tiempo que depende de las funciones dentro de una empresa a una organización que depende de nosotros mismos y de nuestros objetivos.

Es importante tener en cuenta que el duelo pos-despido, si no se controla, puede llegar a entorpecer la búsqueda de empleo e incluso derivar en un problema psicológico. Es esencial tomar consciencia de ello y NO ir a las entrevistas con la carga negativa de la pérdida del trabajo anterior.

Recuerda que eres un profesional en transición que se está esforzando en encontrar un trabajo. Que la búsqueda de empleo es un trabajo duro y que la dignidad está dentro de ti.

No olvides que no eres solamente tu trabajo, sino muchísimo más: una persona con unos valores, unos talentos y unas competencias que lo caracterizan y lo diferencian de los demás.

Y tú, ¿cómo gestionas estas situaciones?

 

Fotografía de Núria Tomàs - pérdida de un empleo

Núria Tomàs Gumfaus

Psicóloga y Coach de Desarrollo Profesional y de Talento

http://propulsat.com

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *