Horario laboral de verano, ¿estrés o productividad?

por | 05/06/2017

A escasos días de entrar en verano, muchas empresas aplican una jornada intensiva, en general, de 8 de la mañana a 3 de la tarde, para beneficiar tanto a la empresa como a los trabajadores. Con este horario, los empleados tienden a trabajar más rápido, a alargar lo menos posible las reuniones y a tomar decisiones más rápidas con el fin de conseguir hacer el mismo trabajo en menos horas. Lo que nos lleva a pensar: ¿el horario laboral de verano resulta más productivo o, por contra, genera resultados negativos y un mayor estrés?

¡Lo analizamos!

  • Gestión del tiempo de trabajo: La jornada intensiva hace que los trabajadores concentren todo su trabajo en un periodo de tiempo continuo, sin distracciones ni pausas. Con una buena organización, no tiene porque resultar negativo ni estresante, sino todo lo contrario: al trabajar de forma continuada, los trabajadores mejorarán su concentración en los proyectos y, con ello, su productividad.
  • La conciliación de la vida familiar y laboral: Aplicando una jornada intensiva, los trabajadores disponen de mayor tiempo libre, es decir, pueden hacer una mayor y mejor desconexión del trabajo y conciliar más fácilmente su vida laboral y personal.
  • Fomento de una vida más saludable: El indiscutible tiempo libre que implica la jornada intensiva hará que los empleados puedan comer en casa y dejar de lado los tuppers y/o comidas fuera de casa, con lo que será más sencillo llevar una alimentación más saludable. Además, ¡dispondrán de mayor tiempo libre para hacer deporte!
  • Compromiso con la empresa: La gran flexibilidad que implica el nuevo cambio de horario laboral hará que los trabajadores se sientan más satisfechos con su trabajo y, por ende, mostrarán un mayor compromiso y fidelidad hacía su empresa.
  • Ahorro en los diferentes gastos: No olvidemos los gastos que surgen de las largas jornadas laborales, tales como la comida y el transporte para los trabajadores; y las facturas del agua, luz y climatización para la empresa. ¡Importante a tener en cuenta!

El aumento de la productividad es el principal beneficio que buscamos con el horario laboral de verano. Este es el detonante que nos llevará a ser más competitivos y, por consecuencia, al éxito en la empresa. Muchas empresas ya apuestan por el cambio. ¿Y la tuya?

Share on Facebook22Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn167Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *