Inicio | Actualidad | Artículos | ¿Quiere volver a tener éxito en el complejo mercado de oferta?

¿Quiere volver a tener éxito en el complejo mercado de oferta?

En el tránsito del facilón mercado de demanda al nuevo y complejo mercado de oferta súper competitivo, mediático y global donde los clientes pueden escoger y en consecuencia ser más exigentes en su deseo de premiarse pudiendo opinar en las redes sociales, para poder detectar y dominar los pequeños cambios, hace falta “Formarse”, porque “la formación” actúa como las “dioptrías”, que nos permiten ver las cosas pequeñas que no veíamos por “Falta de vista”.

Domènec Biosca · 14/11/2011

La  falta de formación, al igual que “la falta de vista”, pone en situación de mayor incompetencia al personal y a la empresa en situación de menor Competencia, frente a sus competidores y clientes en el nuevo turismo del siglo XXI súper competitivo, galopante, mediático y global y por todo ello mucho más complejo de dirigir que el plácido mercado de demanda.

Para conseguirlo le recomiendo que forme:
- A su equipo de dirección y de jefes de departamento con el programa todos líderes de ventas y de los vendedores, para saber dominar las habilidades necesarias para influir:
“del mandar a los empleados en el mercado de demanda al liderar a los anfitriones-vendedores – proactivos y polivalentes en el complejo mercado de oferta”

- A todos los empleados para reconvertirlos en verdaderos anfitriones - vendedores – proactivos - polivalentes” para saber incrementar las ventas internas a los clientes

Si escribe las palabras sanatorio y tanatorio, observará que la única diferencia es una letra. A pesar de esta pequeñísima diferencia, no es lo mismo que te vengan a visitar al sanatorio que al tanatorio. Si usted escribe el nombre de su mujer Marina y en una velada romántica le llama Martina, a pesar de que el error es de una sola letra las consecuencias pueden ser dramáticas. El éxito en la complejidad radica en dominar “Los pequeños cambios”, que sumados conducen “al éxito o al fracaso”.  

Aquellos empresarios y directivos que no apuesten de forma decidida, por una formación eficiente, práctica, atractiva y continuada, estarán “empobreciendo” a su personal y a ellos mismos en su apuesta por conseguir ser mejores que la competencia, evitando caer en estos tres errores:

- Si no limpia la piscina ¿se bañaran los clientes?

- Si no mantiene el ascensor lo utilizaran los clientes?

- Si no forma a su personal por falta de tiempo, los convertirá en repetidores de sus errores.

La formación seguirá siendo la gran oportunidad para ser más competentes
en empresas más competitivas.